Desde que se terminó la dictadura el régimen militar ocurrió algo curioso en Chile, se pasó de violar derechos humanos a sobre proteger a las personas. Si usted lee esto se preguntará ¿y eso es malo? La respuesta es simple: Claro que lo es.

Creo que Chile es uno de los pocos países donde la policía tiene menos derechos y resguardos que un civil, me explico: Si hay una turba haciendo destrozos y va la fuerza policial pegándole a las personas de esa turba que hacen daños pueden ser acusados de algo como “abuso de fuerza” y son destituidos, quedan sin trabajo, jubilación etc. Jamás he comprendido eso, si una persona no entiende con la razón y sigue haciendo daños hay que aplicar la fuerza como dice nuestro escudo pero esos derechos humanos no lo permiten. Se cae en una linda paradoja, personas con actitudes anti-humanas se ven protegidas por los derechos humanos.

¡Por dios que estamos mal a veces en nuestro lindo país!

Anuncios