Yo soy de la generación posterior al Atari o NES (aunque igual tuve el placer de jugarlos), soy de la generación del SNES y posterior Play Station -el modelo grande- en los cuales perdía tardes completas jugando y atrofiando mis dedos (o ganando agilidad, quien sabe). Aún recuerdo esos juegos de pelea donde una tarde de juego significaban unos dedos completamente adoloridos con esos controles de SNES crujiendo por la desesperación de hacer las llaves y poderes.

En la Play Station me asombró el Analog Stick, desde el momento que tuve mi primer Dual Shock nunca encontré control más comodo que ese, mejor diseñado y útil. Todo juego que se podía jugar con el Analog Stick lo hacía sin pensarlo dos veces (excepto en los de peleas) ya que era una sensación asombrosa.

Los tiempos pasaron y al final tuve una consola portátil, mi PSP -considerada por mi la mejor consola portátil que he visto en todos los aspectos- que mantiene la tradición de un pad como los de Play Station, PS2 y PS3 con una pequeña variación por el tamaño de eliminar dos botones superiores y dejar solo un Analog Stick. Nada de eso importa por que la tradición del pad se mantiene.

Las nuevas consolas adoptan mecanismos de juego donde se utilizan movimientos y hasta el cuerpo con el nuevo Project Natal pero para personas como yo, esos niños de los 90 hijos de las consolas con un pad no cambiaremos ese estilo por estos nuevos.

La Wii, quizás el Sony Motion Controller o el Project Natal pueden ser entretenidos pero ninguno llegará a igualar la sensación de utilizar un pad.

Nombres mal escritos son producto de mi cabeza ya que no me di el trabajo de buscar en google los nombres para realizar un post mas elaborado, solo son palabras que salen de los dedos y corazón de un gamer de antaño.
Anuncios