Muchos paises reclaman por la altura pero viendo el último partido de Chile contra Bolivia me di cuenta que el problema no es la altura para las selecciones que juegan ahí sino el “potrero” que tienen por cancha, impresentable. Ni un pastizal con vacas pastando está en tan mal estado. Por eso Bolivia le ganó a Paraguay y no a Chile, ya que muchas de nuestras canchas andan por ahi en el estado.

Anuncios